SEGURIDAD

La seguridad del paciente es una dimensión clave de la calidad asistencial. Es un término que incluye las actuaciones orientadas a eliminar, reducir y mitigar los resultados adversos evitables, generados como consecuencia del proceso de atención a la salud, además de promocionar aquellas prácticas que han resultado más seguras, al tiempo que propicia un cambio cultural que destierre todo atisbo de cultura reactiva que culpabilice a los profesionales por sus errores.

Su objetivo es prevenir y reducir los riesgos, errores y daños que sufren los pacientes durante la prestación de la asistencia sanitaria.

La piedra angular de la disciplina es la mejora continua basada en el aprendizaje a partir de los errores y eventos adversos , es por ello que trabajamos las distintas estrategías:

CULTURA DE SEGURIDAD

La reducción del riesgo de daños innecesarios asociados con la asistencia de salud hasta un mínimo aceptable es una cuestión reconocida a nivel mundial como un componente importante para el logro de la seguridad del paciente y calidad de servicio.

En los servicios de salud, la calidad se ha convertido en una ventaja competitiva para las organizaciones hospitalarias. La sociedad exige cada vez más la excelencia en los servicios que a ella son prestados, lo que hace que sea esencial la creación y adecuación en los procesos organizacionales y el desarrollo de una cultura organizacional y de seguridad en la asistencia a los pacientes.

La cultura organizacional es la personalidad de la organización y, como tal, se manifiesta en sus políticas, decisiones y cotidiano de su funcionamiento diario, en las formas con que las personas interaccionan entre sí, cómo hacen su trabajo y comunican entre sí . Con el análisis de la cultura organizacional de un determinado servicio, es posible identificar cómo es la institución, lo que pretende ser y lo que su gestión es capaz de realizar con sus fuerzas y debilidades para lograr la calidad y desarrollar una cultura centrada en la seguridad del paciente.

**DOCUMENTOS:

  • Traducción, validación y adaptación de un cuestionario para medir la cultura de seguridad del paciente  en Atención Primaria Ver enlace
  • Cuestionario sobre seguridad de los pacientes Ver enlace
PREVENCIÓN DE INFECCIONES ASOCIADAS A LA ATENCIÓN DE LA SALUD (IAAS)

2.1. Higiene de Manos

Las infecciones relacionadas con la atención sanitaria se producen en todo el mundo y afectan tanto a los países desarrollados como a los de escasos recursos. Estas infecciones contraídas en el entorno sanitario se encuentran entre las principales causas de muerte y de incremento de la morbilidad en pacientes hospitalizados. Representan una carga considerable tanto para el paciente y su familia como para la salud pública.

En cualquier momento, más de 1,4 millones de personas en el mundo padecen complicaciones infecciosas

relacionadas con la atención sanitaria. Las infecciones relacionadas con la atención sanitaria son una de las principales causas de muertes de pacientes de todas las edades, y sobre todo de los individuos más

vulnerables.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) promueve desde hace años la higiene de las manos como la principal medida para prevenir la propagación de microorganismos en el entorno sanitario. Las Directrices de la OMS sobre higiene de las manos en la atención sanitaria es el documento principal donde se presenta el fundamento científico de la mejora de la higiene de las manos como parte de una estrategia integrada para la reducción de IRAS.

** Enlaces de interés:

2.2. Proyectos zero

Documento Proyectos Zero con breve introducción y enlaces de interés:

  • Flebitis Zero
  • Bacteriemia Zero Ver Enlace
  • Neumonia Zero
  • Resistencia Zero
  • ITU Zero

2.3. Prevención de la contaminación de hemocultivos

Se define como hemocultivos, al cultivo microbiológico de una muestra de sangre obtenida por una punción independiente. La indicación clásica de obtener hemocultivos, es la sospecha de bacteriemia, en pacientes con o sin foco de infección.

Los hemocultivos siguen siendo la técnica principal para el diagnóstico de bacteriemia. Permiten el diagnóstico etiológico de la infección y aportan información sobre la sensibilidad del microorganismo aislado y permiten la optimización del tratamiento antibiótico. Son una herramienta clínica y epidemiológica fundamental para la toma de decisiones.

El origen más frecuente de los microorganismos que contaminan los hemocultivos obtenidos por venopunción es la propia flora cutánea del paciente. Una adecuada antisepsia cutánea previa a la extracción del hemocultivo permite reducir la carga bacteriana, disminuyendo a su vez las posibilidades de contaminación. No obstante, hasta un 20% de las bacterias saprófitas de la piel se localizan en capas profundas, protegidas de la acción de los antisépticos por los lípidos que producen los folículos pilosos y las glándulas sebáceas.

** DOCUMENTOS:

IDENTIFICACIÓN DEL PACIENTE

La identificación inadecuada de pacientes es una causa importante en los problemas de complicaciones asociadas a errores en la asistencia. Los problemas de identificación se asocian con frecuencia a errores en la administración de medicamentos, intervenciones quirúrgicas, pruebas diagnósticas, transfusión de sangre, etc. Sus consecuencias pueden llegar a producir errores muy graves en el paciente.Por ello, el Servicio Extremeño de Salud ha elaborado un Protocolo de identificación inequívoca de pacientes.

**DOCUMENTOS:

  • Protocolo de identificación inequívoca de pacientes del servicio extremeño de salud. Ver enlace
CIRUGÍA SEGURA

La cirugía es un componente esencial de la asistencia sanitaria en todo el mundo desde hace más de un siglo. Se calcula que en todo el mundo se realizan cada año 234 millones de operaciones de cirugía mayor , lo que equivale a una operación por cada 25 personas.

Aunque el propósito de la cirugía es salvar vidas, la falta de seguridad de la atención quirúrgica puede provocar daños considerables , lo cual tiene repercusiones importantes en la salud pública. En países industrializados se han registrado complicaciones importantes en el 3-16% de los procedimientos quirúrgicos que requieren ingreso, con tasas de mortalidad o discapacidad permanente del 0,4-0,8% aproximadamente. El daño ocasionado por la cirugía se considera evitable al menos en la mitad de los casos.

**DOCUMENTOS:

  • La cirugía segura salva vidas Ver enlace
  • Lista OMS de verificación de la seguridad de la cirugía manual de aplicación Ver enlace
  • Manual de aplicación de la lista de verificación quirúrgica Ver enlace
REDUCCIÓN DE EFECTOS ADVERSOS

SiNASP es el sistema de notificación y registro de incidentes y eventos desarrollada por el Ministerio de Sanidad, Consumo y Bienestar Social como parte de la Estrategia en Seguridad de Pacientes para el Sistema Nacional de Salud. El objetivo del SiNASP es mejorar la seguridad de los pacientes a partir del análisis de situaciones, problemas e incidentes que produjeron, o podrían haber producido, daño a los pacientes. El énfasis principal del sistema está en el aprendizaje para la mejora. Aunque la notificación es voluntaria, se anima encarecidamente a los profesionales a utilizar el sistema, colaborando así en el aprendizaje y la mejora de la seguridad del paciente. La información introducida en el SiNASP es totalmente confidencial y está protegida por los más avanzados sistemas de seguridad. Más información sobre la seguridad del sistema. El SiNASP está disponible para hospitales y para centros de Atención Primaria. Sólo los profesionales de los centros que están dados de alta en el sistema podrán notificar incidentes en el SiNASP.

** DOCUMENTOS:

  • Sistema de Notificación y Aprendizaje para la Seguridad del Paciente Ver enlace
  • Curso de Formación On-line: Introducción a la Seguridad del Paciente y SiNASP Ver enlace
  • Manual Técnico para el Notificante Ver enlace

** ENCLACES:

  • SINASP Ver enlace
  • Acceso a los cursos de formación sobre el SiNASP para los profesionales sanitarios de Atención Primaria y Especializada Ver enlace
REDUCCIÓN DEL RIESGO DE DAÑO AL PACIENTE POR CAUSA DE ÚLCERAS POR PRESIÓN (UPP)

Las úlceras por presión (UPP), más allá de ser un importante problema sociosanitario con trascendentes repercusiones en el deterioro de la calidad de vida de quienes las padecen, así como de sus familiares, representan una creciente carga asistencial y económica para el sistema sanitario. Pero son, también, un efecto adverso del sistema sanitario, entendido como efecto adverso: “lesión o complicación que prolongue la estancia hospitalaria, que precise procedimientos diagnósticos o tratamiento adicional o que esté relacionado con exitus o incapacidad al alta”.

Sin embargo, las UPP aún son percibidas por algunos profesionales como un problema secundario respecto al que motivó el ingreso del paciente, como parte “inherente” del proceso de senectud o como daño colateral del proceso de internamiento hospitalario. Diferentes estudios nacionales sobre efectos adversos, como los estudios ENEAS (Estudio nacional de eventos adversos relacionados con la hospitalización), APEAS (Estudio nacional sobre seguridad del paciente en atención primaria) y EARCAS (Estudio nacional de efectos adversos en centros sociosanitarios), ponen de relieve que la mitad de los efectos adversos podrían ser evitables con estrategias de uso de guías de práctica clínica con recomendaciones basadas en la evidencia.

** DOCUMENTOS:

  • Clasificación-categorización de las lesiones relacionadas con la dependencia Ver enlace

** ENLACES:

  • GNEAUPP Ver enlace
  • Prevención y tratamiento de lesiones por presión de categoría I y II Ver enlace
  • Prevención y tratamiento de las úlceras lesiones por presión de consulta rápida 2019 Ver enlace
REDUCCIÓN DEL RIESGO DE DAÑO AL PACIENTE POR CAUSA DE CAÍDAS

Según la OMS, la CAÍDA, es la consecuencia de cualquier acontecimiento que precipita al paciente al suelo en contra de su voluntad.

La caída se encuentra dentro del grupo de efectos adversos de la asistencia sanitaria, porque se trata de un daño, lesión o complicación que acontece durante el tiempo asistencial y que no está directamente producido por la enfermedad que ha motivado el ingreso. La estancia hospitalaria supone un riesgo añadido al motivo de ingreso, intercediendo en la seguridad del paciente.

La mayor parte de las caídas cursan sin consecuencias o estas son muy leves. No obstante alrededor de un 5% de las caídas tienen lesiones graves con consecuencias como:

  • Discapacidad temporal o permanente
  • Aumento de estancias hospitalarias
  • Complicaciones del pronóstico, acciones diagnósticas y tratamientos adecuados
  • Psicosociales (Síndrome postcaída)

Los factores que influyen en el Riesgo de padecer una caída durante el período de ingreso hospitalario son:

  • Factores extrínsecos o ambientales, son los que están relacionados con el ambiente de la persona o su interacción con el entorno.
  • Factores intrínsecos o personales, son los que están relacionados con la condición o comportamiento de la persona.

** DOCUMENTOS:

CALIDAD

JUNTA TÉCNICO ASISTENCIAL DEL COMPLEJO HOSPITALARIO DE MÉRIDA 2020-2022

La Junta Técnico Asistencial del Complejo Hospitalario de Mérida es un órgano colegiado de asesoramiento de la Comisión de Dirección del centro en lo relativo a actividad asistencial, así como de participación de los profesionales en el mecanismo de toma de decisiones que afecten a sus actividades.

La Junta Técnico Asistencial tiene como funciones básicas la de informar y asesorar a la Comisión de Dirección en todas aquellas materias que incidan directamente en las actividades asistenciales del hospital, en la información de los planes anuales de necesidades y en la elaboración y propuesta de acciones y programas para mejora de la organización, funcionamiento y calidad del hospital y de sus servicios y unidades.

La actual Junta Técnico Asistencial del Complejo Hospitalario de Mérida se constituyó el 30 de junio de 2020.

Ir al contenido