SALUD PÚBLICA

El derecho a la sanidad y el derecho a la salud están íntimamente ligados. La salud es esencial para cualquier ser humano, ya que su falta no permite vivir plenamente. La Organización Mundial de la Salud (OMS) establece que “… el goce del máximo grado de salud que se pueda lograr es uno de los derechos fundamentales de todo ser humano”.

En el artículo 25 de la Declaración Universal de los Derechos Humanos se establece lo siguiente: “1. Toda persona tiene derecho a un nivel de vida adecuado que le asegure, así como a su familia, la salud y el bienestar, y en especial la alimentación, el vestido, la vivienda, la asistencia médica y los servicios sociales necesarios; (…) 2. La maternidad y la infancia tienen derecho a cuidados y asistencia especiales. Todos los niños, nacidos dentro o fuera del matrimonio, tienen derecho a igual protección social”.

CENTROS, ESTABLECIMIENTOS Y SERVICIOS SANITARIOS

El 5 de abril de 2004 se publica el Decreto 37/2004, de 5 de abril, sobre Autorización administrativa de Centros, Establecimientos y Servicios Sanitarios de Extremadura.

Este Decreto tiene por objeto regular el procedimiento a seguir para la obtención de las autorizaciones administrativas sanitarias para la instalación, funcionamiento, modificación y, en su caso, cierre de los centros, establecimientos y servicios sanitarios (CESS) ubicados en la Comunidad Autónoma de Extremadura.

Así mismo, se crea el Registro de Centros, Establecimientos y Servicios Sanitarios de la Comunidad Autónoma de Extremadura (RECESS) en el que se recogerán las Autorizaciones previstas en el mismo.

La clasificación, denominaciones y definiciones de los centros, establecimientos y servicios sanitarios son las que establece el Real Decreto 1277/2003 en sus Anexos I y II.

Quedarán sujetos a lo dispuesto en el Decreto, todos los centros, establecimientos y servicios sanitarios, públicos y privados, de cualquier clase o naturaleza, ubicados en el territorio de la Comunidad Autónoma de Extremadura.

Quedan excluidos del ámbito de aplicación del Decreto, y se regirán por su normativa específica:

  1. a) Los establecimientos dedicados a la distribución, importación o elaboración de medicamentos o productos sanitarios.
  2. b) Los servicios y unidades técnicas de protección radiológica.
  3. c) Los establecimientos y servicios de atención farmacéutica, que se regirán por lo dispuesto en la Ley 3/1996, de 25 de junio, de Atención Farmacéutica de la Comunidad Autónoma de Extremadura, y normativa específica que les sea de aplicación.
  4. d) Los Servicios de Prevención de Riesgos Laborales, que se atendrán a lo dispuesto en el Decreto 221/2001, de 27 de diciembre, por el que se establecen las normas de organización de recursos para la actividad sanitaria de los Servicios de Prevención.
  5. e) Todos aquellos que en su normativa específica de aplicación, así se establezca.
  • Información para Autorización de Centros, Establecimientos y Servicios Sanitarios en Extremadura. Ver enlace
  • Decreto 37/2004, de 5 de abril, sobre Autorización administrativa de Centros, Establecimientos y Servicios Sanitarios de Extremadura. Ver enlace
  • DECRETO 135/2018, de 1 de agosto, por el que se aprueba el Reglamento que regula las normas de accesibilidad universal en la edificación, espacios públicos urbanizados, espacios públicos naturales y el transporte en Extremadura. Ver enlace
  • Documentación a presentar para autorizaciones. Ver enlace
  • Solicitud Ver enlace
  • Acceso al registro de centros, establecimientos y servicios sanitarios Ver enlace
  • Información Extremadura Ver enlace
POLICÍA SANITARIA MORTUORIA

La policía sanitaria mortuoria, como parte integrante de la actividad de la Administración Pública en materia de Salud, abarca de manera general toda clase de prácticas sanitarias en relación con los cadáveres y restos cadavéricos, así como las condiciones técnico-sanitarias de los féretros, vehículos y empresas funerarias y de los cementerios y demás lugares de enterramiento.

El reglamento de Sanidad Mortuoria es el documento en el que se detalla cuales son los pasos, procesos y documentos a cumplir en caso de fallecimiento.

Los principales campos de actuación o funciones de la Policía Sanitaria Mortuoria son:

  • Control de toda clase de práctica sanitaria sobre cadáveres como la obtención de piezas anatómicas, tejidos, órganos, así como la conservación temporal, embalsamamiento, prácticas de tanatopraxia, estética y modelado.
  • Establecer las condiciones técnico-sanitarias que deben reunir las empresas funerarias de carácter público o privado en los trabajos que realizan y medios que emplean para el transporte nacional o internacional de cadáveres, féretros e incineraciones.
  • Vigilar el cumplimiento de las normas sanitarias que han de cumplir los cementerios públicos, municipales y supramunicipales, privados y mixtos, y demás lugares de enterramientos autorizados.
  • Las condiciones que habrán de cumplir las instalaciones y servicios funerarios: tanatorios, velatorios, crematorios, vehículos fúnebres y féretros.
  • Controlar el cumplimiento de las normas sanitarias en el tratamiento de los restos cadavéricos.
  • Realizar la función inspectora sanitaria en estas materias y sancionar una mala praxis de las mismas.
  • Autorización para la exhumación con ó sin traslado de cadáveres y restos cadavéricos.
  • Autorización para el traslado de cadáveres y restos cadavéricos fuera del ámbito territorial de la Comunidad Autónoma de Extremadura
  • ORDEN de 23 de marzo de 2006 por la que se regulan distintos procedimientos de autorización en Policía Sanitaria Mortuoria Ver enlace
  • DECRETO 161/2002, de 19 de noviembre, por el que se aprueba el Reglamento de Policía Sanitaria Mortuoria. Ver enlace
  • Tasas Policía Sanitaria Mortuoria Extremadura. Ver enlace
MEDIDAS FRENTE AL TABAQUISMO

El 1 de enero de 2006, entró en vigor la Ley 28/2005 de medidas sanitarias frente al tabaquismo y reguladora de la venta, el suministro, el consumo y la publicidad de los productos del tabaco. El objetivo de la Ley 28/2005 era disminuir la exposición al humo de cigarrillos en la población no fumadora y reducir la prevalencia del consumo de tabaco en España. Dado su carácter integral, abarcaba aspectos de gran importancia para la prevención del tabaquismo y el control de los productos del tabaco, como prevención de la exposición al humo del tabaco en el lugar de trabajo, las limitaciones en la venta y en el consumo, la regulación de la publicidad, la promoción y el patrocinio, y los planes y estrategias destinados a la prevención y a la deshabituación.

  • LEY 28/2005, de 26 de diciembre, de medidas sanitarias frente al tabaquismo y reguladora de la venta, el suministro, el consumo y la publicidad de los productos del tabaco.
  • Ley 42/2010, de 30 de diciembre, por la que se modifica la Ley 28/2005, de 26 de diciembre. Ver enlace
  • Cartel de prohibido fumar Ver enlace
  • Guía práctica para dejare de fumar Ver enlace
  • Material informativo para el paciente Ver enlace
  • El cigarrillo electrónico. Míticos y realidad Ver enlace
  • Productos del tabaco novedosos Ver enlace
  • Tabaco calentado Ver enlace
  • Terrazas: espacio común Ver enlace
Ir al contenido